¿Tiene Dios libre albedrío?

Por, Matt Slick

Para responder la pregunta, necesitamos definir primeramente lo que es el libre albedrío. No todos están de acuerdo sobre cómo definirlo en forma exacta; pero a grandes rasgos, el libre albedrío es la capacidad para tomar decisiones sin ser obligado. En el caso de Dios, cuando se trata de tomar decisiones, Él no está obligado a elegir algo por nada que se encuentre fuera de Sí mismo. Por lo tanto, desde esta simple definición, Dios tiene libre albedrío.

Otros dicen que por el libre albedrío una persona necesita ser capaz de elegir o escoger entre las opciones buenas y las malas. Sin embargo, esto no encaja con Dios, porque aunque Dios sabe lo que es malo, y aunque tenga la capacidad de escoger lo que es malo, Dios, por lo tanto, no lo hará, porque Él sólo puede hacer, y escoger, lo que es bueno. Su naturaleza es santa y Él no puede pecar:

  • 1ª Pedro 1:16: “porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo”.

Sobre esa base, afirmamos que Dios no puede hacer nada pecaminoso. Por lo tanto, podríamos modificar nuestra definición de lo que es el libre albedrío, al decir que una persona es libre, y que no está obligada a escoger de acuerdo a lo que sea coherente con su naturaleza. En el caso de Dios, debido a que Él es santo y no puede pecar, Él es libre de escoger hacer solo aquellas cosas que son buenas debido a que esto es coherente con Su naturaleza.

Esto es importante porque tenemos que entender que cuando queramos definir algo como el libre albedrío, el conocimiento, la perfección, la santidad, etc., necesitamos empezar con Dios como la norma, y no empezar con el hombre. Si empezamos con el hombre como norma de lo que es correcto e incorrecto o lo que es el libre albedrío, probablemente, terminaremos en un error. Si fuéramos a definir el libre albedrio –desde la perspectiva humana, entendiendo que somos capaces de escoger libremente lo bueno y lo malo– entonces, Dios no tendría libre albedrío. Pero debido a que Dios es libre, perfecto y santo, y debido a que Él no escogerá hacer lo malo, debemos entonces concluir que el libre albedrío que Él posee es aquel que sólo obra en conjunto con Su santidad. Por lo tanto, Dios sí tiene libre albedrío, el cual consiste en escoger o elegir, aquello que es consistente con Su santidad y bondad.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison