¿Tiene que ser bautizado para ser lleno con el Espíritu Santo?

No. Ud. no tiene que estar bautizado en agua para ser lleno con el Espíritu Santo. Para probar esto, todo lo que tenemos que hacer es mirar las Escrituras donde se usa la frase “lleno con el Espíritu Santo”:

  • Lucas 1:15: “porque será grande delante de Dios. No beberá vino ni sidra, y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre.”
  • Lucas 1:41: “Y aconteció que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo,”
  • Lucas 1:67: “Y Zacarías su padre fue lleno del Espíritu Santo, y profetizó, diciendo:”
  • Hechos 2:4: “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.”
  • Hechos 4:8: “Entonces Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo: Gobernantes del pueblo, y ancianos de Israel:”
  • Hechos 4:31: “Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios.”
  • Hechos 9:17: “Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo.”
  • Hechos 13:9: “Entonces Saulo, que también es Pablo, lleno del Espíritu Santo, fijando en él los ojos,”
  • Hechos 13:52: “Y los discípulos estaban llenos de gozo y del Espíritu Santo.”Efesios 5:18: “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,”

Podemos ver entonces, que Jesús fue lleno del Espíritu Santo mientras aun se encontraba en el vientre de Su madre. Claro está que Él no había sido bautizado todavía. En Lucas 1:41, vemos que Elisabet también fue llena del Espíritu Santo y tampoco había sido bautizada. Lo mismo es verdad para Zacarías, en Lucas 1:67. En Hechos 2:4 las personas fueran llenas con el Espíritu y no fueron bautizadas sino después:

  • “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” (Hch 2:38).

Una de las evidencias de ser lleno con el Espíritu Santo es hablar en lenguas; aunque el hablar en lenguas no es un resultado necesario de ser lleno con el Espíritu Santo. Cuando leemos otro grupo de versículos en Hechos, vemos algo muy interesante:

  • “Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. 45 Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. 46 Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios. 47 Entonces respondió Pedro: ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros? 48 Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días.” (Hch 10:44-48).

Es obvio desde el texto, que los gentiles ya habían recibido el don del Espíritu Santo y estaban hablando en lenguas, antes de ser bautizados en agua. Por lo tanto, la respuesta es clara: No es necesario estar bautizado para poder ser lleno con el Espíritu Santo.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison