Tocando a la puerta

Por, Emeal Zwayne

Se nos ha ordenado ir al mundo y compartir el evangelio, pero, ¿cómo exactamente llevaremos esto a cabo? Un acercamiento es por medio del evangelismo puerta a puerta, pero puede ser extremadamente angustioso. Solo pensar en caminar hacia la puerta de un extraño para compartir el evangelio, es suficiente para enviar al más valiente de nosotros a un severo ataque de pánico, o al menos a un aumento en la frecuencia e intensidad cardíaca. Sin embargo, para aquellos que sí quieren tener, esta es una maravillosa oportunidad para presentar el evangelio de nuestro Salvador que salva almas. Si está dispuesto a ser usado por el Señor de esta forma, le proveeré un par de consejos que le ayudarán en el proceso.

Cuando evangelice puerta a puerta, una forma de tener la atención de las personas es ofreciéndose para realizar algunas pequeñas tareas manuales gratis. Este gesto es una forma efectiva de demostrar su cuidado y preocupación por sus vecinos.

Para obtener los ayudantes necesarios, y después de anunciar el propósito de la actividad, coloque una hoja en la cartelera de la iglesia, pidiéndole a las personas que quieran colaborar con esta actividad que la firmen. Explique que está interesado en usar las habilidades manuales de ellos para servir libremente a la comunidad cuando se les solicite la ayuda en algunos fines de semana. Enfatice que la participación de ellos será mínima y ocasional. Hemos encontrado que mientras la mayoría de las personas sinceramente apreciarán el gesto para servirles a ellos, muy pocos llamarán a pedir el servicio. Anuncie que Ud. también está buscando personas interesadas en testificar puerta a puerta. Cuando tenga un número razonable, de 5 a 10 personas, dependiendo del tamaño de la iglesia, especifique un tiempo y lugar donde el equipo se reunirá cada semana o con qué frecuencia ha decidido salir con el equipo.

Entonces, consiga un mapa de las cuadras estableciendo los límites de la comunidad donde trabajará. Es bueno que sea sistemático acerca del acercamiento manteniendo los registros de cada dirección, escribiendo el nombre de las personas con las que hablan y las respuestas que reciban. Esto le servirá para futuras visitas. Si su iglesia no tiene un folleto o “tarjetas de visita”, no se olvide de imprimir algunas tarjetas que contengan la dirección de la iglesia, a quién contactar, dirección, teléfono, etc., para que así, las personas respondan a su oferta.

Después de armar los equipos, asigne las viviendas del sector y reuna los materiales necesarios, incluido el cuestionario descrito en la parte inferior; así, Ud. estará listo para empezar.

Asegúrese de enviar sus equipos en parejas. No es aconsejable enviarlos solos, y preferiblemente no más de dos ya que Ud. no quiere intimidar a las personas apareciéndose con una “banda” en sus puertas.

En la medida en que se acerque a la puerta, le recomiendo que empiece diciendo algo así:

–Hola (Buenos días, buenas tardes), ¿cómo se encuentra? Sentimos mucho molestarlo(a) en casa. Haré esto rápidamente para no quitarle tiempo. Mi nombre es _________________ y este es mi amigo _________________. Pertenecemos a _________________, una iglesia cristiana (o fundación cristiana) en el área. No estamos aquí para venderle algo o para que nos visite en nuestra iglesia. Solo queremos decirle que tenemos un ministerio establecido para servirle gratis a la comunidad.

–Así que si Ud. hace algún trabajo manual en su casa, como pintar, arreglar el jardín, colocar una cerca, etc., en nuestra iglesia contamos con un equipo de trabajo que está dispuesto a venir y ayudarle en cualquier cosa que necesite. Este servicio no se cobrará y tampoco aceptamos donaciones. Permítame asegurarle que Ud. tampoco quedará comprometido(a) con nosotros en ninguna forma. Solo queremos ser una bendición para Ud. Aquí le dejamos una tarjeta con nuestra información. No dude por favor en llamarnos. Será un placer servirle de cualquier forma.

–También estamos llevando a cabo un rápido cuestionario. Son sólo tres preguntas que le tomarán dos o tres minutos extras contestar. ¿Está bien?

En este punto, la mayoría de las personas estará sorprendida y se sentirán bendecidas por su oferta de servirles totalmente gratis y muy abiertos para participar en el cuestionario.

El cuestionario podrá contener las siguientes preguntas

–¿Cree Usted en la existencia de algún tipo de dios o poder más alto?
–Estamos seguros que ha escuchado de algo llamado el Día del Juicio. Y se dice que es el día cuando toda persona será juzgada por Dios y recibirá el cielo o el infierno por la eternidad. Si es cierto que este día vendrá, ¿piensa que sería importante que las personas sepan qué necesitarán hacer para ir al cielo y evitar el infierno?

Dependiendo de la forma como le respondan a esta segunda pregunta, exprese la primera parte de esta tercera pregunta en una de las siguientes formas:

–Debido a qué piensa que esto es importante… o…
–Si sucede que está equivocado y de hecho hay un Día de Juicio…
–¿Qué piensa Ud. que una persona necesitaría hacer para ir al cielo y evitar el infierno? Si es así, ¿qué tiene que decir a esto?

Usted querrá resumir las preguntas e imprimirlas. Sin embargo, es importante, en lo posible y para los miembros del equipo que está testificando, memorizar las preguntas más que leerlas. Deberán echarle un rápido vistazo al cuestionario sólo por un segundo para recordar la esencia de cada pregunta y mirar entonces a la persona a los ojos cuando le esté hablando.

Coloque en el cuestionario dos columnas al lado de cada pregunta donde el equipo pueda marcar un sí o un no. No es necesario escribir la respuesta de la persona acerca de lo piensa si alguien va al cielo y evita el infierno.

Si alguien le pregunta por qué haciendo el cuestionario, respóndale honestamente: “Lo estamos haciendo para familiarizarnos con la perspectiva espiritual de nuestro barrio”.

Una vez las preguntas han sido respondidas la mayoría de las personas se abrirán y compartirán sus opiniones. Es muy importante que escuche atentamente estas opiniones.

Después de que han terminado de compartir diga algo así como:

–Muchas gracias. Esto concluye el cuestionario, pero tengo un par de rápidas preguntas a un nivel más personal: “¿Se consideraría a sí mismo como una persona de mente abierta?”

Permita que le respondan a esto. Puede entonces preguntar algo así:

–¿Respeta Ud. las creencias de otras personas?

La mayoría de las personas, sorprendidas, responderán sí a estas dos preguntas. Desde ese punto, Usted puede pasar al Evangelio diciendo algo en este sentido:

–Encantado de escuchar esto. Antes de irme, permítame decirle en lo que creemos acerca de la venida del Día del Juicio y lo que Usted puede hacer para ir al cielo y evitar el infierno, debido a que esto es lo más importante en el mundo.

Durante la conversación y para reforzar lo que está diciendo, puede referirse al hecho de que ellos respondieron que son personas de mentes abiertas y respetuosas de las creencias de otras personas. Hemos descubierto que esto es muy efectivo. Mi equipo y yo, hemos usado este acercamiento en aproximadamente 1.000 casas y con incontables personas en todos estos años en la calle y en espacios públicos.

Por la gracia de Dios, ha sido fructífero, permitiendo que muchas personas no salvas escuchen el glorioso evangelio de salvación. Si bien este es un buen formato y ha sido probado, recuerde que es importante ser flexible con relación a las palabras reales que se utilizan. Esto simplemente pretende ser una guía de ayuda. Esté seguro de usar las palabras que sean más cómodas para Ud.

Que el Señor lo bendiga en la medida en que hace este trabajo y permita Él abrir puertas que ningún hombre puede cerrar.

Si desea más información visite Living Waters

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison