Un reto a los universalistas

Por, Matt Slick

  • 2ª Corintios 13:5: “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?”

El anterior versículo indica que, “si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos.” Y esto, es algo que debemos hacer. No podemos en forma descuidada asumir que conocemos todas las verdades de la Biblia. Si el universalismo es verdadero, no hay problema; pero si no es así, entonces, la consecuencia de condenación eterna es de mucha importancia. Por lo tanto, presento este reto para cualquiera que afirma ser universalista. ¿Es Ud. cristiano?

Claro que algunos de Uds. afirmarán que son cristianos, y mi posición no es juzgar a nadie. Dios es el Juez y Él ha revelado cual es Su voluntad en la Biblia acerca de las doctrinas falsas que descalifican a alguien de ser cristiano. Por lo tanto, es desde la Palabra de Dios que los reto. Este reto no es acerca de la verdad o del error en el universalismo. Es acerca de quién es Jesús. ¿Cree Ud. que Él es Dios, el creador del universo, quien es digno de toda adoración y honor, igual a la persona del Padre? Si es afirmativo, muy bien. Si no, entonces Ud. necesita desesperadamente examinarse a sí mismo para ver si Ud. está en la fe, ya que negar esto significa que Ud. no es un cristiano.

Jesús dice: “Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.” (Jn 8:24). Literalmente, este versículo, utiliza la expresión “yo soy” ("egó eimí") y una vez más, Jesús está haciendo referencia a la misma expresión usada en Éxodo 3:14. Posteriormente y en este mismo capítulo 8:58, Jesús agrega: “Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.” Entonces, no existe duda que el “yo soy” de Juan 8:24 y 8:58, y usado por Jesús estaba aludiendo a lo que Dios mismo le dijo a Moisés en Éxodo 3:14: “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.”

  • 1ª Juan 4:2-3: “En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; 3 y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.”

Muy pocas personas niegan que Jesús viviera, pero más son los que niegan que Dios mismo se encarnara en la persona de Jesús. Cuando Juan escribió esto, él no estaba diciendo que Ud. deba creer que Jesús vivió sino que Jesús era Dios encarnado.

El tiempo en que Juan se escribió, es muy importante. La herejía gnóstica era importante. Esta enseñaba que Dios era demasiado puro para ver con la pecaminosidad de la carne. Por lo tanto, el gnosticismo enseñó que Jesús no podía ser Dios encarnado. Y fue en este contexto y debido a este error que Juan escribió enseñando que Jesús es Dios encarnado y negar esto, es tener el Espíritu del Anticristo.

Aun más, el anterior versículo necesita referenciarse con Juan 1:1, 14 (escrito también por Juan) donde él afirma que la Palabra era Dios y la Palabra se encarnó y habitó entre nosotros. En 1ª Juan 4, el apóstol sabía lo que estaba escribiendo cuando habló de Jesús de haber venido en la carne.

La Biblia afirma que existe un solo Dios:

  • Isaías 43:10: “Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.”
  • Isaías 44:6, 8: “6 Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios. 8 No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.”

De otro lado, la Biblia dice que Jesús es el creador de todo lo que existe:

  • Colosenses 1:16-17: “Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten;”
  • Isaías 44:24: “Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo;”

Este versículo nos muestra que el Señor Dios creó el universo; sólo Él. Si Dios creó el universo sólo y si Jesús creó todas las cosas, entonces, Jesús es Dios. Jesús es, total y completamente Dios en carne, la segunda persona de la Trinidad:

  • Colosenses 2:9: “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,”
  • Juan 5:22-23: “Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, 23 para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.”

¿Por qué esto es importante? Porque es Jesús quien revela al Padre:

  • Mateo 11:27: “Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.”
  • Lucas 10:22: “Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.”

Jesús envía el Espíritu Santo de verdad:

  • Juan 15:26: “Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.”

Y abre la mente para que las Escrituras sean entendidas:

  • Lucas 24:45: “Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras;”

Si Ud. no tiene al verdadero Jesús, no conocerá al Dios verdadero; no recibirá al Espíritu Santo; no le será abierto “el entendimiento” para que comprenda “las Escrituras”; y tampoco, tendrá al verdadero Cristo, y simplemente, Ud. no es cristiano.

Por lo tanto lo reto y le pregunto nuevamente: “¿Cree Ud. que Jesús es Dios, el creador del universo, quien es digno de toda adoración y honor, igual a la persona del Padre?” Si Ud. no puede responder “”, le sugiero que reexamine sus creencias, porque Ud. no es un cristiano, sin importar si el universalismo es o no verdadero.

Aun más, si Ud. niega que Jesús sea Dios en carne y si el universalismo es falso, entonces, estará en grandes problemas el día del juicio final. Así que no coloque su esperanza de salvación ni en el universalismo, ni en un sistema u organización que niega la encarnación del Dios vivo y verdadero en la persona de Jesús.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison