Una Comparación Entre la Doctrina Cristiana y la Doctrina Mormona

“Tome la Biblia, compare la religión de los Santos de los Últimos Días con ésta y vea si pasa el examen.”
(Brigham Young, Mayo 18, 1873, Journal of Dicourses, volumen 16, página 46).

A continuación hay una comparación entre la doctrina Cristiana y la doctrina Mormona. Será muy obvio que el Mormonismo no está de acuerdo con la Biblia. De hecho, el Mormonismo simplemente ha usado las mismas palabras encontradas en el Cristianismo redefiniéndolas. Pero con un adecuado entendimiento de lo que el Mormonismo realmente enseña, Usted podrá ver como estas definiciones no encajan con las definiciones dadas por el Cristianismo.

La diferencia es entre la vida eterna y la condenación. Decida Usted.

 

Tema

Cristiano

Mormón

DIOS Existe un solo Dios (Is 43:11; 44:6,8; 45:5). “Y ellos (los Dioses) dijeron: Haya luz: y hubo luz” (Libro de Abraham 4:3).
Dios siempre ha sido Dios (Sal 90:2; Is 57:15). “Dios mismo una vez fue como somos nosotros ahora, y es un hombre exaltado, ¡¡¡y se sienta entronado allá en los cielos!!!... Hemos imaginado que Dios fue Dios desde toda la eternidad. Refutaré esa idea y quitaré el velo, para que así Usted pueda ver.” (Enseñanzas del Profeta José Smith [Teachings of the Prophet Joseph Smith], pág. 345).
Dios es espíritu sin carne ni huesos. (Jn 4:24; Lc 24:39). “El Padre tiene un cuerpo de carne y huesos como los de un hombre tangible.” (Doctrina y Pactos [Doctrine and Covenants] 130:22; Compare con Alma 18:26-27; 22:9-10).
“Por lo tanto sabemos que tanto el Padre y el Hijo están en forma y estatura perfectas como la de los hombres; cada uno posee un cuerpo tangible…de carne y huesos.”   (Artículos de Fe [Articles of Faith], por James Talmage, pág. 38).
TRINIDAD La Trinidad es la doctrina que declara que existe un solo Dios en todo el universo y que existe en tres personas eternas, simultáneas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. La Trinidad son tres Dioses separados: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. “Que estos tres son individuos separados, físicamente distintos unos del otro, está demostrado por los registros aceptados de los tratos divinos con el hombre.” (Artículos de Fe [Articles of Faith], por James Talmage, pág. 35).
JESÚS Jesús nació de la virgen María (Is 7:14; Mt 1:18, 23). “El nacimiento del Salvador fue tan natural como el nacimiento de nuestros hijos; éste fue el resultado de la acción natural. Él participó de carne y sangre; fue engendrado por su Padre, como nosotros lo fuimos de nuestros padres.” (Diario de Discursos [Journal of Discourses], volumen 8, pág. 115).
“Cristo fue engendrado por un Padre Inmortal de la misma forma que los hombres mortales son engendrados por padres mortales.” (Doctrina Mormona [Mormon Doctrine], por Bruce McConkie, pág. 547).
Jesús es el Hijo eterno. Él es la segunda persona de la Trinidad. Él tiene dos naturalezas. Él es Dios y hombre en carne (Jn 1:1, 14; Col 2;9), y el creador de todas las cosas. (Col. 1:15-17). Jesús es literalmente el hermano espiritual de Lucifer, una creación. (El Evangelio a Través de las Edades [Gospel Through the Ages], pág. 15).
EL ESPÍRITU SANTO El Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad. Él no es una fuerza. Él es una persona. (Hch 5:3-4; 13:2) El Mormonismo distingue entre el Espíritu Santo (La presencia de Dios como una esencia) y al Santo Espíritu (el tercer dios en la doctrina Mormona de la trinidad)
“Él [el Santo Espíritu] es un ser dotado con los atributos y poderes de la Deidad, y no es una simple fuerza o esencia.” (Artículos de Fe [Articles of Faith], por James Talmage, pág. 144).
SALVACIÓN La salvación es el perdón de pecados y la liberación del pecador de la condenación. Es un regalo recibido por la gracia de Dios (Ef 2:8; Ro 6:23), y no puede ser ganado. (Ro 11:6). La salvación tiene un doble significado en el Mormonismo: la resurrección universal y…
“El primer efecto [de la expiación] es asegurar igualmente a toda la humanidad, con excepción de la pena de la caída, proporcionando así un plan General de Salvación. El segundo efecto es abrir un camino para la Salvación Individual a través del cual la humanidad pueda asegurar la remisión de los pecados personales.” (Artículos de Fe [Articles of Faith], por James Talmage, páginas 78-79).
La salvación (el perdón de pecados) no es por obras. (Ef 2:8; Ro 4:5; Gá 2:21). “Como estos pecados son el resultado de actos individuales, el perdón de estos debe estar sólo condicionado de conformidad individual con los requisitos prescritos—‘obediencia a las leyes y ordenanzas del Evangelio’” (Artículos de Fe [Articles of Faith], por James Talmage, página 79).
LA BIBLIA La Palabra de Dios es infalible e inspirada. (2 Ti 3:16). Es autoritativa en todos los temas que trata. “Creemos que la Biblia es la palabra de Dios si esta, se encuentra traducida correctamente…” (Artículo 8 de Fe de la Iglesia Mormona).

 

Estos son sólo ejemplos de muchas de las diferencias existentes en el Cristianismo y el Mormonismo. Como puede ver, existe una gran diferencia doctrinal. Dios no puede ser creado y no creado al mismo tiempo; no puede existir un solo Dios y muchos dioses al mismo tiempo. La Trinidad no puede ser un Dios en tres personas y tres dioses diferentes en un cargo conocido como la Trinidad, etc. Estas enseñanzas son exclusivas entre sí.

Lo anotado anteriormente es importante ya que la fe es buena sólo en la medida en que esa fe esté colocada en la persona correcta. ¿Es el dios Mormón el correcto? O, ¿es el Dios del Cristianismo histórico y bíblico el verdadero?

Definitiva y obviamente el Mormonismo no es la versión bíblica del Cristianismo. No es Cristiano y los Mormones sirven a un dios que no existe y es diferente al que servimos los Cristianos. Pablo habla acerca de esto en Gálatas 4:8: “Ciertamente, en otro tiempo, no conociendo a Dios, servíais a los que por naturaleza no son dioses;” Sólo el Dios de la Biblia es real; no existen otros dioses. El Mormonismo coloca su fe en un dios no existente.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison