¿Vivieron juntos los hombres y los dinosaurios?

Por, Helen Fryman

Pregunta: "¿Qué hay de los dinosaurios? ¿Vivieron juntos los hombres y los dinosaurios? ¿Por qué la Biblia no habla de estos?"

Respuesta: Mientras que la palabra “dinosaurio” es una palabra relativamente nueva, parece haber evidencia en muchos lugares alrededor del mundo que los hombres y estas criaturas convivieron conjuntamente. Cuando Dios en la Biblia le responde a Job en los capítulos 40 y 41, vemos a dos criaturas descritas: El behemot y el leviatán. Ambos son descritos como animales grandes y parecen evocar las descripciones de un dinosaurio y una criatura gigante del mar. Aunque la Biblia, y en muchas traducciones modernas, sugiere que estos animales podrían ser un hipopótamo, un cocodrilo, un elefante u otros animales conocidos, las descripciones bíblicas desafían esas identificaciones.

http://www.rae.org/pteroets.html

La Biblia y los ptesosaurios: Estudios arqueológicos y lingüísticos de animales jurásicos que vivieron recientemente

Las historias y leyendas chinas son abundantes con dinosaurios, pero estos, no son llamados “dinosaurios”; son llamados “dragones”. El dragón es uno de los doce animales del zodíaco chino. Lo que es interesante es que los otros once animales son comúnmente conocidos y no existe indicio de “mitología” involucrada con sus identidades. Parece como si el dragón era comúnmente conocido en un momento de la historia antigua. Con frecuencia, las fotografías son fantásticas, pero así son también las fotografías estilizadas de caballos y otros animales. Revisé la Internet para encontrar información de esto y pude encontrar unas pocas cosas que no tienen nada que ver con juegos de video, esculturas, películas, artículos para la venta o algo similar. Los siguientes enlaces pueden ser de interés. Y hay más. Si Ud. tiene acceso a libros, querrá verificar la epopeya de Beowulf, en la cual combate a un monstruo. Si tiene acceso a un buen libro de historia de arte, podrá ver algunos dragones y monstruos marinos pintados en antiguas cerámicas romanas. Las leyendas abundan alrededor de todo el mundo. Estas, parecen no estar conectados entre sí, pero cada uno es descrito en su lugar. Tenemos la historia de San Jorge y el Dragón; existe la referencia con relación a Alejandro el Grande y su ejército, camino a la India, perturbados por algún monstruo gigante, en una cueva. La leyenda del Thunderbird entre los indios americanos bien podría ser la de algún reptil volador de la antigüedad. Un excelente ensayo de Lourella Rouster es, "The Footprints of Dragons" el cual puede leer en, http://rae.org/dragons.html.

Un par de páginas registran sobre la posible existencia de monstruos en Europa que son mitos de dragones procedentes de Austria. El enlace, http://www.strangescience.net/stdino2.htm, incluye pinturas de dragones, de reptiles voladores, de dinosaurios, etc. del s. XVII que son muy interesantes.

Doug Sharp, cuya Página, “Revolución contra Evolución” (“Revolution Against Evolution”) tiene el ensayo de Rouster, también cuenta con el siguiente enlace, http://rae.org/tuba.html.

El Pterosaur Rhamphorhynchoid - crassirostris Scaphognathus: Un “Fósil Viviente” hasta el siglo XVII. Entonces, y en forma general, existe razón para dudar lo que dice la cronología evolucionista, según la cual, los dinosaurios o los dragones murieron antes de que el hombre llegara. Simplemente existe suficientes evidencia en las rocas, arte, escritos y leyendas que contradicen esa idea.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison